Chico Mendes nació en Brasil en 1944, en una familia de recolectores/cultivadores de caucho. En un momento lleno de carencias, con analfabetismo, aislamiento, falta de servicios médicos, etc. Tras la finalización de la II Guerra Mundial, los seringueiros se veían obligados a malvender el caucho a mercaderes ambulantes arriesgándose a violar la obligación de vender sólo a los propietarios de los seringales. Seringueiros eran aquellos trabajadores que retiraban el látex de la seringueira, árbol de madera blanda.



La miseria era grande, aun así un refugiado político Euclides Fernández Távora, que vivía en su poblado, le enseñó a leer y a escribir a Chico y sobre todo, generar ese deseo de cambio en pro de mejorar la vida de los seringueiros.
Chico se convirtió en recolector de caucho, pero también sindicalista y activista ambiental.


En 1965, cuando el Gobierno brasileño empezó a promover el «desarrollo» de la región amazónica, varios terratenientes adquirieron 6 millones de hectáreas de tierra en Acre con títulos ilegales de posesión. No importó que se tratase de territorios indígenas, ni que familias de seringueiros vivieran allí desde hacía varias décadas. Incendiaron sus casas y mataron su ganado. Violaron sus mujeres y así comenzaron la destrucción de los bosques amazónicos.
Se construyó una carretera Transamazónica, la BR 364 Porto Velho-Rio Branco. Esta colonización impactó sobre 96 tribus autóctonas; quienes fueron destruidas en un 80%
Los terratenientes incentivaban los incendios con el fin de dejar tierra libre para la agricultura comercial y la ganadería. Esta deforestación terminó con miles de árboles de caucho y castaños. Los buscadores de oro también destruían a paso acelerado el bosque. Los incendios y la destrucción eran tan masivos, que impedían la visibilidad para el tráfico aéreo por lo que los aeropuertos de la zona debieron cerrar. Sumando a esto más de 500 toneladas de carbono a la atmósfera, lo que equivalió al 10% del aporte mundial de gases que producen el efecto invernadero en todo el planeta.
Ya quemada la selva, el suelo se erosionaba y aparecían nubes de mosquitos que transmitían letales enfermedades como la malaria. Aquellos hermosos bosques milenarios eran reemplazados por haciendas, que en muchos casos no llegaban a ser rentables y duraban poco tiempo. No se previó que la agricultura no sería sustentable, sin la protección de aquellos árboles que habían sido talados e incendiados, el suelo tan frágil era rápidamente erosionado por las lluvias.



Finalmente las fincas se abandonaban quedando en su lugar, áreas de semidesierto, de las cuales debían alejarse los indios y los seringueiros quienes terminaban hacinados y sin trabajo en pequeñas cabañas.
Chico Mendes intenta relanzar la idea de aprovechar el caucho extractivo y también la recolección de frutos y medicina silvestres que garantizan la conservación del bosque y de las poblaciones tradicionales. Ecologistas norteamericanos lo apoyan y viaja a Estados Unidos donde tiene una verdadera repercusión cuando explica sus proyectos a directivos del Banco Mundial y senadores del Congreso. El gobierno de Brasil y los medios de comunicación tratan de esconder la noticia, pero la iglesia empieza a apoyar su proyecto. Tras la intervención de Chico en la Asamblea Legislativa de Acre crece el éxito de los seringalistas. Esto desata la furia de los terratenientes y su violencia, intentando frenarlos, y desgraciadamente crece hasta límites insospechados, cuando el 22 de diciembre de 1988 Chico Mendes es asesinado en su casa de Xapuri.



Los autores del cobarde crimen resultan ser: un tal terrateniente Darly Alves de Silva y su hijo Darcy, miembros de la unión Democrática Ruralista.
Chico fue un defensor de la selva amazónica, alguien que defendía a los indios, a los trabajadores del caucho, a la naturaleza misma. Recordemos justamente uno de sus últimos discursos, en el cual parecía pronosticar su final:
"No quiero flores en mi tumba porque sé que irán a arrancarlas a la selva. Sólo quiero que mi muerte contribuya a terminar con la impunidad de los matones, los cuales cuentan con la protección de la policía de Acre, y que ya han matado a más de 50 personas como yo, líderes seringueiros, dispuestos a salvar la selva amazónica y a demostrar que el progreso sin destrucción es posible."
Cuando Chico Mendes falleció quedó la Cooperativa Agroextrativista de Xapuri, la que aparentemente no benefició en nada ni a los recolectores de caucho ni a la situación de la Amazonia que al día de hoy es de continua destrucción. Mala administración, codicia… pero no ha surgido hasta el momento un digno representante de Chico.
En 1973 se habían deforestado 13 millones de hectáreas, alcanzando los 41 millones en 1990.
Los asesinatos de sindicalistas, abogados laboralistas, misioneros y ecologistas siguieron aconteciendo, mientras nadie hace nada por detener la muerte de la selva amazónica..



El gobierno brasileño ha sido incapaz de frenar la destrucción de la Amazonia
Entre agosto de 2003 y agosto de 2004 fueron arrasados casi 30 mil kilómetros cuadrados de selva.
La biodiversidad global desciende de modo alarmante y crea un futuro incierto para la vida en el planeta. Aves, mamíferos, anfibios, diversos tipos de plantas se van extinguiendo.
Si la devastación del Amazonas continúa, en menos de 150 años habrá sido aniquilado por completo uno de los mayores pulmones verdes de la Tierra.

La lucha de Chico Mendes fue llevada a la pantalla con Raúl Julia como protagonista, en la película The Burning Season, traducida como Estación Ardiente.


El grupo de música Maná interpretó una hermosa canción llamada “Cuando los ángeles lloran” que habla de la injusta muerte de Chico. Pueden escucharla en el siguiente video que he creado para ustedes.

video

Vidas Valerosas

Como sinónimos de valeroso, podemos encontrar: Esforzado, Animoso, Bravo, Brioso, Indomable, Decidido, etc. Y así considero a estas personas. En medio de una sociedad cada vez más egoísta y falta de valores, quiero hurgar y recuperar seres humanos que han impactado por su bondad, valor y determinación. Personas que han marcado una diferencia y sirven para alentarnos a superar nuestras debilidades y ser mejores cada día.

También en este Blog, un lugar especial para aquellas personas que han logrado hacer escuchar su voz por sobre las murallas y la hipocresía. Aquellos que siguiendo sus ideales intentan rescatar este mundo, salvar nuestra naturaleza y sembrar el respeto por los seres vivos. Ellos también tendrán aqui su lugarcito.
Así comienza esta travesía, espero me acompañen y la disfruten.
Marita


Cataluña dice: NO!!

Cataluña dice: NO!!
Barbarie Humana

Hellen Keller

Hellen Keller

Nick Vujicic

Nick Vujicic

Taller de Cuentos

Taller de Cuentos
Da clic en la imagen

Indra Devi

Indra Devi